Últimos comentarios »
Publicar entrada:

Viernes, 7-Jul-2017

//9:36pm

A decir verdad Beigbeder no es tan imbécil como a veces quiere parecer ser. Dio en todo el blanco cuando señaló que somos un producto: «un producto con fecha de caducidad» para ser más exactos. Lo primero era observación, lo segundo licencia literaria. En cierta manera trasponiendo lo que en su día ya sentenciaron otros más ilustres.
Pero no deja de ser cierto, somos un producto: ellos lo referían en una dinámica general, en la superestructura, un producto de la Ilustración, un producto de la sociedad capitalista de consumo, un producto de Occidente. Otros por su parte matizaron y dieron forma a otra idea que revoloteaba por algunas mentes inquietas como era la situación inmediata o absoluta del individuo: eres un producto de tus padres, de tus profesores, de tus compañeros y amigos; eres un producto moldeado por lo que consumes, por lo que lees y ves, por lo que estudias.

Esto le quita toda la gracia a las personalidades - y con ello me refiero a individuos notorios en la Sociedad -, que no dejan de ser otro producto de otras circunstancias. Ellos enmascaran el plagio con mucha mayor delicadeza y sutileza (o no, dependiendo de a quién vengan representando), pero está ahí, a la vista para cualquiera que se fije lo suficiente.

Conociendo todo esto uno se pregunta hasta qué punto es dueño de sí mismo, capaz de moldearse, de interpretarse, y de vivir.

Viernes, 23-Jun-2017

//5:48pm

Bueno lo siento por el fallo del diario :(

Me imagino que lleva sin funcionar mas o menos desde la entrada de Diciembre, y que la persona que posteo en Junio tenia en cache la copia de jQuery o edito el html para añadir un boton.

En cualquier caso, ya esta arreglado, seguir publicando!

Jueves, 22-Jun-2017

//12:57am

La primera entrada de este año ha sido escrita siendo ya verano. Un poco más y se queda esto sin nada nuevo hasta el año que viene. Espero que no demos lugar a que esta sea la única entrada de 2017, porque tampoco es que esté contando nada interesante. Solamente hablo de esta misma entrada que estás leyendo justo ahora, no es lo más brillante que se haya escrito nunca.

Lo que sí puedo añadir sobre mí durante todos estos meses es algo que lo resume todo: consejos vendo y para mí no tengo.

Iba a decir algo más, pero se me ha olvidado. Puede que fuese mentira.

Domingo, 25-Dec-2016

//2:52am

Buenas noches. Nunca mejor dicho, porque es Nochebuena. Qué tontería más grande… Bueno, da igual, ya es Navidad.

Estoy escribiendo esta entrada con dos preocupaciones. Me preocupa que en un futuro el sitio vuelva a cambiar de servidor y escribir correctamente con tildes y todo lo demás sea un problema, porque ya hay texto con dos tipos de codificación, el anterior y el posterior al último cambio que hubo. La segunda preocupación es que todo lo que tengo ganas de decir sea absurdo decirlo, pero esta preocupación no es mayor que la primera. Me importa más la legibilidad de un mensaje que la trascendencia del mismo. Pero así es como me importan las cosas esta noche, otras noches me importarán completamente al revés, otras noches me importarán otras cosas totalmente diferentes… Depende de cómo me pille. Hay días en que me preocupa que la forma y los objetos de mis preocupaciones sean siempre los mismos, que se perpetúen y ya no haya más cosas que me vayan a preocupar en un futuro. Eso me pasa con más frecuencia de la que puedas pensar, porque hay algo que esta noche no me preocupa (ya he dicho las dos cosas que me preocupan ahora mismo, de momento no hay más). Pero es algo que cuando me preocupo por ello, se convierte en mi preocupación central, en la preocupación dominante, la que sé que da origen al resto de preocupaciones pero, una vez conoces la preocupación nuclear, las preocupaciones hijas pierden su sentido, su razón de ser. Es esa clase de preocupación de la que no te puedes deshacer una vez la detectas entre tus sombras, entre tus fantasmas. Es la que siempre estuvo ahí, la que busca sentido a tu existencia, la que deriva en un razonamiento cíclico si no te planteas la posibilidad de que no le corresponda a quien eres hoy ocuparse de eso. Puede que le corresponda a quien serás en un futuro próximo o no. O quizás le correspondió a alguien que fuiste y que sin remedio dejaste de ser. Puede ser. Ahora mismo sé que al que soy ah[...]
Leer el resto »

Jueves, 15-Dec-2016

//1:13pm

Oh, vaya. He publicado una entrada en el diario y tú no puedes. Llora. Llora, pero en otro cenicero, no en este.

Lunes, 25-Jul-2016

//11:13am

Me da cosa publicar así, porque no me acuerdo de la ID y no puedo loguearme. Pero al ser esto anónimo pues tanto monta. Peccavi, pater optime. Además desde el Móvil.

En fin, quería hablar del advenimiento progresivo de la mediocridad. Esto es, un aborregamiento sin precedentes que es hasta escandaloso. Leo algunas perlas que no pueden sino hacerme recordar a Millan Astray con su "Muera la inteligencia" (y dijo eso para luego cepillarse a la nieta de Ortega y Gasset y darle una hija, si eso no es poético...).

No es por hacer de pedante o elitista. Pero es que estamos arrojando al futuro intelectual de esta generación en los brazos de cuatro prosélitos de la oligofrenia. ¿Slavoj Zizek es inspirador? ¡No es serio! Es la mascota de la élite intelectual, nada más. Si le quitas la máscara, de suerte le arrancas la cara también. Y ese es el mejor de todos, de la demás chusma de gorro frigio mejor ni hablamos.

¿Qué ha pasado con la educación? Cómo vas a tomar en serio a un tío, por mucho graduado que tenga, si te dice que su principal fuente de inspiración es un tipo como Zizek, que es la viva imagen del kitsch.
Se supone que la educación universitaria tiene como objetivo formar una clase intelectual, superior. No asentarla en el Midcult, para cuyo único fin tenga escupir cuatro gargajos filosóficos de aire altivo y pretencioso.

Y esto lo critico "in pace", donde estoy condenado a perpetuidad. Como Catón, ya retirado, vencido y degradado.

Jueves, 21-Jul-2016

//9:50am {4 comentarios}

Ayer hubo un concierto de la ostia. Vi el cartel viniendo a casa del trabajo hace una semana, podría haber comprado la entrada e ido pero no lo hice. No sé por qué fue pero tengo teorías. La que más se refuerza por momentos es que pretendía castigarme a mí misma porque actualmente casi me odio, actualmente y desde hace años. A ratos me odio un poco menos. Pero he aprendido a vivir con ello de tal manera que no soy infeliz del todo. Desde ayer he estado culpándome por no haber ido, es como un castigo por haberme castigado, pero se supone que es normal en los que tenemos trastorno obsesivo compulsivo. Necesitaba contarlo, pero me parecía tan absurdo que, si se lo contase a un amigo, seguramente se quedaría en silencio y no podría decirme nada consolador, a parte de un "no te ralles tanto". Y ese es mi objetivo, no rallarme tanto.
Creo que casi nadie sabe que soy una "enferma mental" a parte de yo y mi familia.
Antes de empezar a escribir ésto tenía pensado escribir un huevo de cosas que me fueran viniendo a la mente, pero solo ha salido esto y debería intentar aprovechar el tiempo en hacer algo productivo con mi vida.
Por cierto, tal vez ya nadie se pase por ésta página, pero si se pasa alguno de los antiguos, hola, soy kB xD he escrito muchas mierdas aquí. Soy la que se quería ir de casa hace años, la que se coló por su profesor de filosofía, y recientemente escribí un par de cosas, la entrada del Domingo, 1-Nov-2015 y la que menciono en esa misma entrada. Lo cuento, porque sí xD estoy entrenando para darle menos importancia a las cosas y tal vez ésto ayude. No ssssssssé.

//9:46am

Ayer hubo un concierto de la ostia. Vi el cartel viniendo a casa del trabajo hace una semana, podría haber comprado la entrada e ido pero no lo hice. No sé por qué fue pero tengo teorías. La que más se refuerza por momentos es que pretendía castigarme a mí misma porque actualmente casi me odio, actualmente y desde hace años. A ratos me odio un poco menos. Pero he aprendido a vivir con ello de tal manera que no soy infeliz del todo. Desde ayer he estado culpándome por no haber ido, es como un castigo por haberme castigado, pero se supone que es normal en los que tenemos trastorno obsesivo compulsivo. Necesitaba contarlo, pero me parecía tan absurdo que, si se lo contase a un amigo, seguramente se quedaría en silencio y no podría decirme nada consolador, a parte de un "no te ralles tanto". Y ese es mi objetivo, no rallarme tanto.
Creo que casi nadie sabe que soy una "enferma mental" a parte de yo y mi familia.
Antes de empezar a escribir ésto tenía pensado escribir un huevo de cosas que me fueran viniendo a la mente, pero solo ha salido esto y debería intentar aprovechar el tiempo en hacer algo productivo con mi vida.
Por cierto, tal vez ya nadie se pase por ésta página, pero si se pasa alguno de los antiguos, hola, soy kB xD he escrito muchas mierdas aquí. Soy la que se quería ir de casa hace años, la que se coló por su profesor de filosofía, y recientemente escribí un par de cosas, la entrada del Domingo, 1-Nov-2015 y la que menciono en esa misma entrada. Lo cuento, porque sí xD estoy entrenando para darle menos importancia a las cosas y tal vez ésto ayude. No ssssssssé.

Miercoles, 6-Jul-2016

//7:42pm

Me apetece dejar un testimonio por aquí, en concreto una de mis reflexiones. El fin de semana pasado estuve en el Be Prog! My Friend, el festival de rock progresivo en Barcelona. Creo que todavía no he asimilado toda la potencia y la energía con que me bombardearon la mayoría de los grupos que vinieron. Pero entre ellos, y de entre Iamthemorning, Agent Fresco, Magma, Opeth y Steven Wilson, a los cuales he visto a todos por primera vez en concierto, creo que mi mayor impresión viene de haber visto a Magma. No conocía NADA en absoluto sobre ellos, y eso que llevan cuatro décadas dando conciertos. La edad media del grupo puede que supere los 55 años. Y en quien más me fijé es en el batería. Eso no era normal. Esa forma de tocar, esa energía y esas ganas de morir tocando me impresionaron hasta lo más hondo. Y me ha dado que pensar en algo que se me olvida con demasiada frecuencia… Y es algo que quiero dejar por aquí, para que lo sepamos todos.

Hagas lo que hagas, déjate la vida en ello. Muérete haciendo lo que más te gusta. Muérete haciendo lo que te da la vida. Déjate la vida en todo lo que decidas emprender. Emociónate arriesgándote, vete de este mundo rompiendo el suelo de lo fuerte que pises allá por donde pases. Muérete contento, que no te digan que la vida no tiene sentido.

//4:27am {3 comentarios}

Madre mía, estar enamorado es una puta mierda. Si ya de por si soy una persona con trastornos de ansiedad imagínate cuando descubrí que después de unos meses resulta que yo también le molo al mozo. Esos meses los viví con el típico cosquilleo del estomago y el mundo parecía mas bonito, pero en cuanto descubrí que aquello era correspondido, de pronto se me ha venido el mundo encima; diarreas, taquicardias, pérdida de apetito, miedo irracional, estrés, ansiedad... "Lo mas grande que te puede pasar es amar y ser correspondido" y una mierda, a este paso acabo en el hospital por deshidratación.
El día que me pida (o yo le pida) salir me da una lipotimia, yo no sé como puede decir la gente que esto es una de las mejores sensaciones de la vida.